Visita los pueblos del Empordà y descubre su encanto

El otoño es una época perfecta para pasear y descubrir el entorno natural de nuestra tierra, por eso os proponemos visitar algunos de los pueblos del Empordà y disfrutar de toda su oferta cultural y turística. En esta época del año estos pueblos con encanto están menos masificados e invitan a recorrer sus calles y disfrutar de sus vistas. ¡Ven a descubrirlos con nosotros!

Los pueblos del Empordà

El Empordà es una comarca histórica situada en la provincia de Girona, tocando en el mar. En esta región privilegiada se encuentran algunos de los lugares más bonitos de Cataluña: Pals, Begur, Peretallada o Monells, los cuales destacan por su pasado medieval que todavía se conserva en sus edificios y calles. La calma que rodea los pueblos del Empordà se puede admirar desde sus castillos y bosques de pinos, atravesando calles llenas de casas blancas y fijando la vista en el mar mediterráneo, con las Islas Medas de fondo.

Los pueblos del Empordà se tienen que descubrir sin prisa, disfrutando de una visita tranquila y agradable que nos hará entender porque tantos artistas, escritores y poetas se han enamorado de su entorno a lo largo de los siglos.

Por un lado, Begur nos ofrece uno de los entornos con más belleza y encanto de los pueblos del Empordà, muy cerca de Calella de Palafrugell y el camino de ronda que lo une a Llafranc. Sus principales atractivos son sus espectaculares calas, el castillo medieval y las casas señoriales de los indianos que inundan la villa.

Otro de los pueblos del Empordà es Pals, una pequeña villa medieval donde predominan los edificios góticos, entre ellos Ca la Pruna, una casa fortificada del siglo XV donde se pueden ver una serie de exposiciones (pintura, herramientas del campo, utensilios de farmacia, etc.), la Plaza Mayor y el Ayuntamiento. Uno de sus elementos más destacados es el arco gótico que da acceso a la Calle Mayor, siguiéndolo encontraremos la Torre de las Horas, una torre románica de 15m de altura. Muy cerca encontramos sus platge, donde no solo disfrutaremos de un paisaje idílico sino también de una buena oferta de restaurantes y actividades. En el sur, se encuentra la Torre Mora, una construcción del siglo XV que funciona como zona de picnic y juegos infantiles, ideal para desconectar.

Un lugar menos turístico pero no menos bonito es Peratallada, un pequeño pueblo al cual se accede a través de la muralla de piedra. Algunos de sus atractivos son la Iglesia de San Esteve, un edificio románico del siglo XIII que da acceso a la villa medieval. Peratallada conserva en gran parte su arquitectura rural, cosa que nos invita a perdernos paseando por las estrechas calles y cruzar los arcos y pasajes. Una vez allá no dejáis de visitar la Plaza de les Voltes, un espacio porticado que acontece el eje principal junto con la conocida Plaza del Castell. El otoño es un buen momento para visitarlo, cuando el color rojizo de las hojas cubre gran parte de las fachadas de las antiguas casas, convirtiendo el pueblo en un lugar con un encanto especial.

Gastronomía

Los pueblos del Empordà son una joya histórica y gastronómica. La cocina del Ampurdán se conocida para ser excelente tanto en cuanto al mar y en la montaña. Su gastronomía está influenciada por la naturaleza marítima y sus elementos principales son el pescado y los arroces. La afluencia del turismo en los pueblos del Empordà ha creado un sector de restauración que destaca en un paraje natural único. El Restaurante Hotel Picasso, situado en uno entorno de gran belleza, propone una oferta de gran calidad, supervisada por el chef Joan Mitjà, aconteciendo el destino perfecto por todo aquel que quiera disfrutar en familia, pareja o amigos.

Disfrutar del Empordà

Los pueblos del Empordà harán que te sientas como casa y en el Hotel Picasso encontrarás todas las comodidades que harán que tu visita sea inolvidable, desde el confort de nuestras habitaciones y aposentos adaptados con todos los servicios, una piscina para refrescarte durante los meses de verano y un abanico de actividades de ocio como el alquiler de bicicletas para recorrer la Gola del Ter. Nuestro hotel también cuenta con parque infantil pensado en los más pequeños de la casa, por que se lo pasen genial. Sin duda es una oportunidad genial para descubrir un entorno único y descansar, ¡no lo dudes y visítanos!

Deja un comentario