Los 5 lugares más bonitos de la Costa Brava en primavera

¿Cuál es el lugar más bonito de toda la Costa Brava? ¿Lo has pensado alguna vez? Pues no le des ni una sola vuelta más y lee el artículo de hoy donde no solo te explicamos cuál es el mejor lugar para visitar de la Costa Brava esta primavera sino que, además, te explicamos cinco propuestas diferentes para disfrutar de una de las zonas con más encanto de Catalunya y pasear por las joyas que el paisaje natural de Girona brinda a todo aquel que la visita.

Para disfrutar al máximo de tu estancia empieza haciendo tu reserva en el Hotel Picasso. Un espacio mágico rodeado de fauna y mucha naturaleza que día a día apuesta por la excelencia y la innovación, sin perder la esencia familiar y acogedora que tanto lo ha caracterizado desde el principio. Su restaurante solo hará que dejarte con el mejor sabor de boca posible durante los días que estés alojado.

Las tres primeras propuestas son los caminos de ronda, todo un regalo propio de la Costa Brava. La cuarta la encontrarás en Girona ciudad y la quinta son unos jardines que se visten de la mejor música durante el verano, ¿empezamos?

 

  • Camino de ronda en el Cabo de Creus

 

Entre Roses y el Port de la Selva, el camino de ronda es una de las experiencias más emocionantes de la Costa Brava. Estarás en el corazón del Parque Natural de Cabo de Creus, uno de los entornos naturales más emblemáticos de Catalunya. El trazado avanza en paralelo en el mar e invita a bañarse en diferentes playas y calas. La naturaleza va ganando protagonismo a medida que te acercas a Cadaqués y al faro del Cabo de Creus. El paisaje te enseña aquí su cara más indómita, con acantilados vertiginosos, formaciones rocosas inverosímiles y tramos más exigentes.

 

  • Camino de ronda a Tamariu (Palafrugell)

 

Este camino de ronda enlaza la pedregosa cala Pedrosa y la cala de Aigua Xelida, en el sur y en el norte de Tamariu, respectivamente. Este tramo se ha ganado un lugar dentro de la selección de propuestas espectaculares por sus calas apartadas y rocosas rodeadas de pinares. Disfruta al máximo de los miradores en el mar, de los acantilados cubiertos de pinos y las pequeñas barracas de pescadores.

 

  • Camino de ronda de Tossa de Mar a cala Pola

 

Los 3 km que separan el magnífico recinto medieval de Tossa de Mar de Cala Pola te harán sudar de verdad. Es un pequeño esfuerzo que merece la pena. Lo que realmente te dejará sin palabras son las vistas impresionantes que se abren desde los acantilados, los senderos entre pinares que rodean el mar y las pequeñas calas que encontrarás a lo largo del camino.

Anota este nombre: Cala de Aigua Xelida. Es una suma de pequeñas calas paradisíacas y salvajes. Te esperan algunos de los paisajes más sorprendentes e inolvidables de la Costa Brava. ¡Un must!

 

  • Temps de flors

 

Hablar de Temps de Flors es entrar de pleno en la vida y talante de Girona al inicio de la primavera. De hecho, es también una historia de jóvenes emprendedores que, hace 61 años, decidieron organizar una primera edición del que denominaron Concurso Exposición Provincial de Flores en el Salón de Descanso del Teatro Municipal. La buena respuesta y el interés de las personas que visitaron aquel espacio el 1954 los empujó a salir adelante con un acontecimiento que se ha convertido en el gran festival internacional de Girona, una actividad que atrae gente de todo el mundo. 

El festival fue creciendo año tras año, tanto del espacio que lo acogía como de su implicación, cada vez mayor, de la ciudadanía y el tejido social de la ciudad. Así, en 1992 el Ayuntamiento de Girona se implicó definitivamente en la organización y la conjunción de todos estos hechos que supuso un salto cualitativo y cuantitativo determinando para la proyección del festival.

Hace más de seis décadas que Rosa Maria Labayen, David Marca y Josep Tarrés mantienen el espíritu tradicional de la reconocida muestra floral, el acontecimiento que enorgullece a todos los gerundenses y gerundenses. Ellos han conseguido que sea un icono imprescindible de la ciudad y es a quien se debe el verdadero éxito de Girona, Temps de Flors..

La ciudad de Girona tiene rincones y jardines con mucho encanto e historia asociada. Temps de Flors es el momento para adornar la ciudad con flores y creaciones artísticas para hacer disfrutar a los visitantes de la ciudad.

Hay 10 lugares imprescindibles que se aconseja visitar y disfrutar de la ciudad, su historia y de las flores presentadas. La Catedral de Girona, Sant Feliu, Sant Nicolau, Plaça dels Jurats, Sant Martí, Sant Lluc, Banys Àrabs de Girona, Sarraïnes, Torre Gironella/Jardins dels Alemanys y Casa Lleó Avinay son los más relevantes.

 

 

  • Jardines de Cap  Roig

 

No podemos cerrar este listado de los mejores espacios de la Costa Brava y no hablar de Los Jardines de Cap Roig, situados entre los municipios de Palafrugell y Mont-ras, en la comarca del Baix Empordà (Girona). Es un espacio único en el Mediterráneo por su singularidad. Con una extensión de 20 hectáreas, los jardines atesoran cerca de 800 especies botánicas. Llevan a cabo actividades para escolares, familias, grupos y otros colectivos, y también visitas guiadas permanentes y de temporada. El espacio también acoge una colección de esculturas en el mismo recorrido, con obras de artistas reconocidos del ámbito nacional e internacional. En verano, se organiza el Festival de Cap Roig, un acontecimiento que concentra los nombres propios del mundo de la música y los rostros más conocidos del panorama catalán. 

No lo dudes más y adéntrate de pleno a visitar una de las zonas más maravillosas de Catalunya. Disfruta de toda esta belleza natural y de la paz y tranquilidad que te ofrece el Hotel Picasso. Reserva la habitación que más encaja con tus necesidades y disfruta de unos días de paz y calma en un espacio único.

Escapada de Semana Santa a la Costa Brava

La escapada en Semana Santa a la Costa Brava es todo un acierto. Llena de actas de alta intensidad y fe, muchos pueblos celebran fiestas de origen religioso convertidas en Fiestas Patrimoniales de Interés Nacional por su relevancia cultural e histórica, como el Via Crucis Vivent de Sant Hilari Sacalm o la Processó de Verges.

En el artículo de hoy te detallamos las propuestas que no te puedes perder durante tus días de Semana Santa en la Costa Brava. El Restaurante Hotel Picasso es el ideal para este tipo de escapadas. Además, está situado en un entorno de insólita belleza. Entre Torroella de Montgrí y Pals, los clientes encontrarán la belleza y la tranquilidad de la naturaleza en plena Costa Brava. Junto a la desembocadura del río Ter, disfrutarás de los mejores sabores del Ampurdán. Una excepcional gastronomía cuidada al detalle se suma a la alta calidad de los servicios y la proximidad del personal. Para muchos es un destino perfecto para todo aquel que quiera relajarse en familia, pareja o amigos. ¿Te animas a venir?

Vivir la Semana Santa en la Costa Brava es un viaje para descubrir su tradición

Entre las mil propuestas que tienes a tu alcance, el Via Crucis Vivent de Sant Hilari Sacalm une la Pasión de Cristo con el fervor popular de las procesiones. De forma itinerante por las calles del pueblo, se escenifican los pasajes del Via Crucis, desde la dramatización del juicio de Poncio Pilato hasta el lugar de la crucifixión. Un recorrido por catorce escenarios que te pondrá la piel de gallina.

Desde otra óptica muy diferente, pero punto de interés turístico, la Semana Santa también se podría rebautizar como la Semana Dulce. Los buñuelos, los roscones y las monas son las principales tradiciones gastronómicas de esta época que años atrás estaba caracterizada por la moderación en la mesa. De hecho, se cree que el origen de los buñuelos típicos de Cuaresma tiene que ver con la necesidad popular de endulzar los días en que la Iglesia prohibía comer carne a los fieles. A falta de carne, bienvenidos eran los dulces, asegura la tradición.

Las recetas pasan de generación en generación, ya sean buñuelos de viento, buñuelos de crema, buñuelos del Ampurdán u otras variedades que algunos pasteleros se han encargado de popularizar. Siempre dulces, eso sí, y de textura suave, ideales para comer en cualquier momento del día.

El Domingo de Ramos es el turno del roscón de Ramos. A pesar de que originariamente era un sencillo roscón o una coca con huevos duros, hoy es un exuberante pastel de chocolate que recrea escenarios y personajes populares para los más pequeños. Encima no suelen faltar los huevos de Pascua, más protagonistas en otras culturas. La mona también es un regalo típico de los padrinos a los ahijados, coincidiendo con la festividad de la Pascua. Una buena manera de probar diferentes dulces en las comarcas de Girona es degustarlos en las ferias y mercados que se celebran en Semana Santa. En Bàscara, por ejemplo, tiene lugar el mercado de roscones, mientras que en Sant Feliu de Guíxols, Darnius, Boadella d’Empordà, Figueres y Garriguella encontrarás buñuelos para todos los gustos en el marco de varias ferias y mercados artesanos.

La Processó de Verges, todo un referente y punto de interés turístico

La Processó de Verges es la representación anual de un misterio tradicional que tiene sus raíces en el origen del teatro catalán, en plena época medieval. El misterio representado está basado en el libro en verso de Fra Antoni de Sant Jeroni, un autor de la Edad Moderna.

Desde sus orígenes y hasta la actualidad, la procesión ha sido la aportación más importante de Verges a la cultura catalana y una de las muestras más importantes del teatro tradicional catalán. Para mantener esta tradición, cada Jueves Santo los habitantes de Verges se convierten en actores por un día y escenifican la procesión ante los ojos de los miles de visitantes que llenan la población con motivo del misterio.

La Dansa de la Mort de Verges es la única que ha sobrevivido al paso del tiempo y que se conserva desde la época medieval, cuando este género de danza, en el cual unos esqueletos bailan al sonido de un tabal, estaba extendido en toda la Europa Occidental.

El cuerpo de la Dansa de la Mort está formado por diez miembros, que se distribuyen en grupos de cinco. El primer grupo es el encargado de ejecutar la coreografía mientras que el resto se ocupan de ambientarla.

Los cinco intérpretes que danzan, dos adultos y tres niños, van vestidos de esqueletos y llevan instrumentos simbólicos. El resto de integrantes van vestidos con túnicas negras y avanzan siguiendo el ritmo sin ejecutar los pasos de la danza. La coreografía es simple, como lo son los pasos: el tabal marca el ritmo, que siempre es igual, y los puntos de la danza se reparten en los tres tiempos marcados del ritmo.

Si te apetece vivir la Semana Santa en la Costa Brava haz la reserva en el Hotel Picasso. Está todo preparado para que tu estancia sea una maravilla en un entorno natural lleno de vida.

Habitaciones adaptadas con todos los servicios para que solo te preocupes de disfrutar. El restaurante, un servicio de alquiler de bicicletas y el parque infantil del hotel completan todo lo que tenemos preparado para ti.

Adéntrate en el arte del Ampurdán de la mano de Dalí

Descubrir la cultura y los artistas del Ampurdán es entrar de pleno en el ADN y talante de un territorio. Hoy te proponemos quedarnos en la zona para conocer la obra y trayectoria de uno de los artistas catalanes más universales, Salvador Dalí. Si te gusta el arte y tienes pasión por la cultura te proponemos un viaje en forma de triángulo por los tres escenarios que han marcado la vida y el arte surrealista del artista ampurdanés. Para disfrutar de esta ruta de arte, nada mejor que elijas el Hotel Picasso como espacio para poder moverte de un lugar a otro con total libertad. El hotel, y todo su entorno, te ayudarán a conectar con la naturaleza, contigo mismo y te darán la pausa, calma y tranquilidad para entender el arte de uno de los principales genios más universales. Arte y Ampurdán van de la mano en el artículo de hoy, ¿empezamos?

El arte posiciona el Ampurdán en el mundo

El itinerario empieza en la ciudad natal del genio, Figueres, donde hay el Teatro-Museo Dalí; continúa en Cadaqués, concretamente en el pequeño núcleo pesquero de Portlligat, donde hay la Casa-Museo Salvador Dalí, y acaba en la zona de la Pera, donde se levanta el castillo de Púbol.

El Teatro-Museo Dalí es el principal reclamo desde el punto de vista turístico y el espacio donde se puede conocer mejor la obra del artista. Se trata de un edificio neoclásico construido entre 1848 y 1850 como un teatro a la italiana. Funcionó como teatro municipal de Figueres durante la segunda mitad del siglo XIX y primeras décadas del XX, hasta que un incendio durante la Guerra Civil lo condenó al abandono.

Dalí lo convirtió en el Teatro-Museo Dalí en 1974 y reúne buena parte de la obra del pintor: impresionismo, futurismo, cubismo y surrealismo. Su producción se mezcla con la misma creación del edificio que el artista concibió a su vez como una gran obra de arte, con espacios interesantes, como la sala Mae West, la sala Palau del Vent, el monumento a Francesc Pujols o el Cadillac lluvioso.

Segunda parada, Cadaqués. Este es un pequeño pueblo de pescadores enclavado en pleno cabo de Creus, entre una naturaleza desatada y salvaje. El pequeño núcleo de Portlligat, en el norte de Cadaqués, fue el peculiar y aislado lugar que Dalí escogió para vivir y pintar buena parte de su obra, en la actual Casa-Museo Salvador Dalí. Se trata de un conjunto de barracas de pescadores que el pintor compró en diferentes etapas, desde 1930 hasta los años setenta, y fue reformando y decorando durante aquellos cuarenta años dándole una estructura laberíntica con espacios encadenados por estrechos pasillos y recorridos sin salida.

Finalmente, Púbol es un pequeño núcleo del Baix Empordà, situado dentro del municipio de la Pera, donde Dalí compró en 1969 el antiguo castillo medieval del siglo XI que había sido el centro de la baronía de Púbol. Con la adquisición y su reforma posterior cumplió la promesa que le había hecho a Gala de hacerla reina de un castillo. La Casa-Museo Castell Gala-Dalí de Púbol tenía que ser el refugio de la musa del pintor, que abocó un gran esfuerzo creativo en la restauración y la decoración.

Si quieres seguir descubriendo rutas y espacios llenos de arte en el Baix Empordà, desde febrero, el Museo del Ampurdán acoge la exposición ‘Pere Portabella. Arte y vida’ que podrás ver hasta abril. La muestra presenta obras de artistas que Portabella ha reunido a lo largo de su vida gracias a la amistad o la colaboración profesional que ha mantenido. Encontrarás piezas de artistas de la vanguardia catalana como Joan Miró, Antoni Tàpies, Joan Ponç o Miquel Barceló, así como del estado español y de ámbito internacional, donde destacan nombres como Pablo Picasso.

Bloquea la agenda unos días y escápate en el Ampurdán para disfrutar de este itinerario artístico y cultural. Haz la reserva en el Hotel Picasso para disfrutar de toda la experiencia como te mereces. Habitaciones cuidadas al por menor, un excelente restaurante y perfectamente ubicado para poder acercarte allá donde quieras. Haz una pausa en tu día a día y disfruta del mejor arte del Ampurdán de la mano de Dalí. El arte emociona y tú, te lo mereces.

Ruta de castillos medievales en el entorno del Hotel Picasso

Si decides hacer una escapada en el Ampurdán para descubrir los castillos medievales, tienes que saber que en esta ruta harás mucho más que un viaje en la historia. Podrás conocer a fondo las tierras y la cultura ampurdanesa coronada por fantásticas fortificaciones medievales. Todo un viaje por la historia mientras disfrutas de una escapada en el Ampurdán y descubres entrañables rincones desconocidos para muchos que, a menudo, tan solo vemos desde la distancia en lo alto de un cerro o montaña.

El Hotel Picasso es el lugar ideal para empezar esta aventura por los antepasados de la comarca. Sus habitaciones y confort de los espacios te ayudarán a descansar después de un día de castillo en castillo y zonas amuralladas. Además, el equipo de reservas y atención al cliente del hotel te podrán ayudar a hacer el mejor dibujo y recorrido para conocer la historia del Ampurdán y visitar todo lo que tienes previsto.


Castell de Sant Ferran

La construcción de la fortaleza surgió ante la necesidad de proteger la región fronteriza del Ampurdán de las invasiones de las tropas francesas. Recibió el nombre de Castell de San Fernando en honor al rey Fernando VI. El castillo ha sido involucrado en importantes acontecimientos políticos y militares en su historia. Después de ser utilizado como cuartel militar y prisión, en 1997 fue abierto a visitas públicas. Se puede visitar libremente el recinto interior utilizando una audioguía. También existe la opción de visitar el recinto exterior y los espacios subterráneos a bordo de vehículos todoterreno o embarcaciones neumáticas.

El Castell de Sant Ferran es una fortaleza militar de grandes dimensiones construida en el siglo XVIII encima de una colina situada en las afueras de Figueres. Proyectado para alojar miles de hombres y centenares de cañones, el castillo de Sant Ferran es considerado el monumento de mayores dimensiones de Cataluña y la fortaleza del siglo XVIII más grande de Europa. 

Castell de Verges

El Castell de Verges fue construido en el siglo XII y da origen al municipio. Sólo queda una de las paredes que hoy sostiene el ayuntamiento y que, junto con la plaza de delante y las escuelas, forman la zona amurallada. Dentro de la muralla también encontramos la iglesia parroquial de Sant Julià i Santa Basilissa que todavía conserva la nave y una parte del ábside de la antigua iglesia románica.

Castell de Bellcaire

El Castell de Bellcaire del Ampurdán fue, durante muchos años, un motivo de discordia entre los condes de Ampurias y la monarquía. De hecho, los condes se quedaron en el castillo de Bellcaire y la monarquía, por su parte, empezó a construir el castillo del Montgrí para hacer valer su poder. 

El pueblo de Bellcaire del Ampurdán presenta un conjunto arquitectónico restaurado de manera cuidadosa, por eso está declarado monumento nacional. La plaza del castillo presenta este edificio de planta cuadrada que está rodeado por un recinto exterior con torres de defensa redondas. Actualmente, este edificio hace la función de ayuntamiento, igual que la sala grande que cambió su uso y ahora es la iglesia de Sant Joan.

Castell del Montgrí

El castillo del Montgrí es una fortificación militar del municipio de Torroella de Montgrí declarada bien cultural de interés nacional. Fue construida entre 1294 y 1301 por el rey Jaime II, a la cumbre del macizo del Montgrí al término de Torroella de Montgrí, Baix Empordà. El macizo del Montgrí se muestra majestuoso y ofrece unas vistas únicas desde arriba. Hay quién dice que es un faro de piedra que ilumina el Baix Empordà, puesto que desde hace muchos años ha servido para orientar los pescadores y agricultores de la zona; también se llama que es el pezón que sobresale de esta montaña; o, incluso, hay quién dice que ve la silueta de un obispo descansando en paz después de una larga vida y que todavía luce su anillo, el cual representa el castillo.

La fortaleza construida en 1294 tiene la función de punto de control del condado de Ampurias por parte de la monarquía. Tal como hemos dicho, su construcción quedó a medias puesto que el condado de Barcelona consolidó su fuerza ante los condes de Ampurias.

 

Además de estos edificios, el Castell de Requesens, el de Púbol, el de Hostalric y el de Montsoriu completan toda una ruta por el Ampurdán y la demarcación de Girona. Si tienes ganas de adentrarte en una ruta de castillos medievales e historia ampurdanesa, empieza por hacer tu reserva en el Hotel Picasso. Viaja al pasado con todas las ventajas que te ofrece un servicio como el que ponemos a tu disposición en el Hotel Picasso.

Escapada romántica a la Costa Brava con estancia en el Hotel Picasso

Si quieres vivir una experiencia única en pareja, te recomendamos que hagas una escapada romántica a la Costa Brava. El Baix Empordà siempre es un destino ideal para pasar unos días disfrutando del entorno tan mágico de este lugar. Y vivirlo con otra persona todavía lo hace más especial. Por eso, es una de los destinos más recurrentes a la hora de hacer una salida con pareja. En esta ocasión, el Hotel Picasso te acompañará durante toda la experiencia.

Propuestas para una escapada romántica a la Costa Brava

Descubrir la Costa Brava y su esencia mágica es un plan ideal para cualquier escapada romántica. Además, es una de las mejores épocas del año, puesto que podrás disfrutar de los mejores rincones del Baix Empordà sin un exceso de turistas.

A continuación te contamos 5 propuestas en pareja para vivir una Costa Brava romántica y pasar una experiencia especial con quien más aprecias:

  1. Pueblos medievales del Empordanet

Visita Peratallada, Monells, Púbol, Palau-sator, Vulpellac, Ullastret… y otros muchos pueblos de la Costa Brava. Pequeñas villas que conservan su trazado y arquitectura medievales. Unos tesoros en el interior del Baix Empordà que son de visita obligatoria para descubrir todo el patrimonio de la zona.

  1. Gola del Ter

A pocos minutos del Hotel Picasso encontramos una de las zonas naturales más impresionantes del Baix Empordà: la Gola del Ter. Haz la ruta en bici o a pie para descubrir los últimos km del río. Un recorrido de 6 km que te lleva desde Torroella de Montgrí hasta la desembocadura en el mar, donde podrás contemplar las Islas Medas.

  1. Camino de ronda

Una de las actividades que no puedes olvidar durante tu escapada romántica a la Costa Brava es hacer un camino de ronda. Uno de los tramos más asequibles y bonitos es el camino que va de Calella a Llafranc. De fácil acceso, es un recorrido que bordea el mar y con el cual podrás contemplar la magia de esta costa.

  1. Ruta del vino DO Empordà

Los vinos DO Empordà han obtenido muchos premios y reconocimientos. Durante tu estancia a la Costa Brava te animamos a hacer una ruta por las diferentes bodegas y a descubrir los mejores vinos del Empordà a través de las catas que se organizan.

  1. Jardín Botánico

El jardín botánico de Cap Roig es uno de los lugares de la Costa Brava más especiales y encantadores. Un espacio único en todo el Mediterráneo por su singularidad y preservación del entorno natural. Con una extensión de 20 hectáreas, es un plan perfecto para hacer en pareja y conocer más de 800 especies botánicas de todo el mundo.

 

Celebra una experiencia romántica exclusiva y haz una salida en pareja en la Costa Brava. ¡Aprovecha las promociones que ofrecemos desde el Hotel Picasso!

Un plan perfecto para vivir una escapada romántica en la Costa Brava y descubrir el encanto del Baix Empordà. ¡Haz ya tu reserva!

Feria de Sant Andreu de Torroella de Montgrí: ¡descúbrela!

Feria de San Andreu de Torroella de Montgrí: descúbrela!

La Feria de Sant Andreu de Torroella de Montgrí es una buena propuesta para los apasionados del sector agrícola y ganadero. Al pie del macizo del Montgrí encontramos la villa de Torroella, una población con patrimonio y encanto, regada por el Río Ter, en la comarca del Baix Empordà. Los campos y los huertos predominan en la zona, además de un paisaje espectacular del Parque Natural del Montgrí, las Islas Medes y el Baix Ter. La zona es rica en patrimonio histórico, como las cuevas prehistóricas, restos de hornos de cal y otros materiales, el Castell de Montgrí y la Ermita de Santa Caterina, entre otros. La cultura y el arte también están muy presentes en la pequeña población, hecho que ha generado que se establezcan fundaciones privadas y galerías de arte. 

Entre Torroella de Montgrí y Pals, descubrirás la belleza y la tranquilidad de la naturaleza desde el Hotel Picasso, donde podrás desconectar y relajarte después de un día intenso.


Todo lo que tienes que saber de la Feria de Sant Andreu de Torroella de Montgrí

La tradicional villa de Torroella de Montgrí acoge una de las ferias más antiguas de Cataluña: la Feria de Sant Andreu, celebrada este año el último fin de semana de noviembre. Se define como una feria multisectorial, en la cual se encuentran las mejores muestras comerciales, agrícolas y ganaderas, en un marco lúdico y cultural. A pesar de que la edición del 2020 no se pudo celebrar a causa de la pandemia, este año llega con más fuerza que nunca. Con actividades y exhibiciones para todos los públicos, animales del sector ganadero (caballos u ovejas, por ejemplo), exposiciones de tractores y otros materiales agrícolas, y con el comercio de productos y alimentos de la zona del Baix Empordà, la Feria de Sant Andreu es una cita que no puedes dejar pasar. 

Con las restricciones prácticamente levantadas, a la feria de este año se podrá respirar un ambiente de normalidad extraordinario. Los horarios son desde las 10 de la mañana hasta las 8 del anochecer y se trata de jornadas completas para descubrir y pasear por todos los rincones y actividades que se ofrecen. Las ubicaciones principales están en el Espai Ter y en las mismas calles de la villa, llenas de paradas.


Tu estancia, en el Hotel Picasso

Y qué mejor que completar este fin de semana mágico adentrado en la tradición del Baix Empordà y su historia rural y rodeado del confort, la calidez y la tranquilidad que ofrece el Restaurant Hotel Picasso. Situado a tan solo siete kilómetros de Torroella de Montgrí, es el escenario ideal para desconectar, reencontrarse con la belleza de la Costa Brava y descubrir propuestas culturales y de patrimonio, como es la Feria de Sant Andreu, que este año celebra su 627 edición. Además, el Hotel Picasso ofrece un escenario idílico de playa y montaña: con el mar tan solo a 400 metros en una zona de dunas naturales y rodeado de parajes autóctonos de humedales, arrozales y manzanos; rutas y excursiones para los más aventureros; y poblaciones con mucha historia, cultura y patrimonio. Sin dejar de banda la amplia oferta gastronómica que regalan los productos locales y de proximidad.

Un fin de semana indispensable para marcar en el calendario: Feria de Sant Andreu de Torroella de Montgrí, la más antigua de Cataluña. No dudes en hacer tu reserva al Restaurant Hotel Picasso y disfruta de un fin de semana inolvidable en el Baix Empordà. ¡También hacemos comidas y cenas!

De ruta en bicicleta por el Parque Natural del Montgrí, las Islas Medes y el Baix Ter

Te proponemos diferentes itinerarios para hacer en bici entre Torroella de Montgrí y L’Estartit


El
Baix Empordà es un pequeño paraíso para disfrutar en otoño. Te proponemos una experiencia única en bicicleta para descubrir la belleza que esconde la preciosa comarca que nos revela su pluralismo entre mar, campos y montañas. Un lugar donde se pueden hacer unas rutas magníficas sobre ruedas de diferentes dificultades. Si te apetece hacer una ruta en bici, el Hotel Picasso es tu mejor opción y quien te ofrecerá todas las facilidades posibles.

Paseada por Gualta y Fontanilles

Es una ruta sencilla. Gualta es el punto de partida y, una vez sales del núcleo poblado, empiezas el ascenso hasta entrar a la pista que te llevará directo al monte. En la misma pista encontrarás también campos de olivos.

Una vez en la cumbre del monte de la Font Pasquala y admirando las maravillosas vistas panorámicas de la llanura ampurdanesa, empezarás el tramo de descenso. Allí te encontrarás con matorrales de estepa negra, una planta de un olor muy apreciado sobre todo en gastronomía.

Cuando hayas salido del bosque, encontrarás la majestuosa iglesia románica del siglo XII. Desde aquí tomarás otra pista que te llevará hasta Gualta de nuevo, y en su centro podrás ver el molino medieval que irriga la banda derecha del río Ter.

Ullà y la montaña Gran

Se trata de una ruta muy completa, de un grado de dificultad mediana, con ambientes e intensidades diversos. Los destinos son la llanura y la montaña del Montgrí. Durante la ruta, pasearás cómodamente por la llanura del Ampurdán, siguiendo pistas llanas, algunas de arena y otras de asfalto, entre los núcleos tranquilos de Ullà, Bellcaire d’Empordà. La otra parte de la ruta, mucho más compleja y con cierta dificultad técnica, transita por las diferentes vertientes de la montaña Gran, entre antiguas dunas ahora pobladas de bosques de ciprés y pino carrasco.

El descubrimiento de las arenas

Genuino itinerario de mayor dificultad con el cual descubrirás los secretos del macizo del Montgrí y de la llanura del Baix Ter. Las características mediterráneas del macizo te ofrecen una vegetación, fauna y geología muy singulares. De relieve kárstico, el Montgrí está formado por cuevas, simas y valles. Acabarás llanamente rodando junto a la cama del Ter Vell y del Ter Nou, un espacio fluvial donde se está trabajando para recuperar la vegetación autóctona propia de los ambientes de ribera.

Para disfrutar de una experiencia completa en el entorno del Baix Empordà, puedes descansar en el Hotel Picasso, ubicado en un lugar privilegiado en la Gola del Ter, la zona más tranquila de la Costa Brava. En el Hotel te relajarás con todas las comodidades que te puedas imaginar. También podrás disfrutar de un restaurante que sirve gastronomía tradicional de calidad y especialidades de marisco. 

Además, si haces tu reserva en el Hotel Picasso podrás utilizar nuestras promociones de alquiler de bicicletas. Con muchas comodidades, magia y encanto, te sentirás como en casa, pero a la vez podrás desconectar de tu día a día disfrutando de la naturaleza, el mar y el ciclismo. ¡Reserva en el Hotel Picasso!

Visita los pueblos del Empordà y descubre su encanto

El otoño es una época perfecta para pasear y descubrir el entorno natural de nuestra tierra, por eso os proponemos visitar algunos de los pueblos del Empordà y disfrutar de toda su oferta cultural y turística. En esta época del año estos pueblos con encanto están menos masificados e invitan a recorrer sus calles y disfrutar de sus vistas. ¡Ven a descubrirlos con nosotros!

Los pueblos del Empordà

El Empordà es una comarca histórica situada en la provincia de Girona, tocando en el mar. En esta región privilegiada se encuentran algunos de los lugares más bonitos de Cataluña: Pals, Begur, Peretallada o Monells, los cuales destacan por su pasado medieval que todavía se conserva en sus edificios y calles. La calma que rodea los pueblos del Empordà se puede admirar desde sus castillos y bosques de pinos, atravesando calles llenas de casas blancas y fijando la vista en el mar mediterráneo, con las Islas Medas de fondo.

Los pueblos del Empordà se tienen que descubrir sin prisa, disfrutando de una visita tranquila y agradable que nos hará entender porque tantos artistas, escritores y poetas se han enamorado de su entorno a lo largo de los siglos.

Por un lado, Begur nos ofrece uno de los entornos con más belleza y encanto de los pueblos del Empordà, muy cerca de Calella de Palafrugell y el camino de ronda que lo une a Llafranc. Sus principales atractivos son sus espectaculares calas, el castillo medieval y las casas señoriales de los indianos que inundan la villa.

Otro de los pueblos del Empordà es Pals, una pequeña villa medieval donde predominan los edificios góticos, entre ellos Ca la Pruna, una casa fortificada del siglo XV donde se pueden ver una serie de exposiciones (pintura, herramientas del campo, utensilios de farmacia, etc.), la Plaza Mayor y el Ayuntamiento. Uno de sus elementos más destacados es el arco gótico que da acceso a la Calle Mayor, siguiéndolo encontraremos la Torre de las Horas, una torre románica de 15m de altura. Muy cerca encontramos sus platge, donde no solo disfrutaremos de un paisaje idílico sino también de una buena oferta de restaurantes y actividades. En el sur, se encuentra la Torre Mora, una construcción del siglo XV que funciona como zona de picnic y juegos infantiles, ideal para desconectar.

Un lugar menos turístico pero no menos bonito es Peratallada, un pequeño pueblo al cual se accede a través de la muralla de piedra. Algunos de sus atractivos son la Iglesia de San Esteve, un edificio románico del siglo XIII que da acceso a la villa medieval. Peratallada conserva en gran parte su arquitectura rural, cosa que nos invita a perdernos paseando por las estrechas calles y cruzar los arcos y pasajes. Una vez allá no dejáis de visitar la Plaza de les Voltes, un espacio porticado que acontece el eje principal junto con la conocida Plaza del Castell. El otoño es un buen momento para visitarlo, cuando el color rojizo de las hojas cubre gran parte de las fachadas de las antiguas casas, convirtiendo el pueblo en un lugar con un encanto especial.

Gastronomía

Los pueblos del Empordà son una joya histórica y gastronómica. La cocina del Ampurdán se conocida para ser excelente tanto en cuanto al mar y en la montaña. Su gastronomía está influenciada por la naturaleza marítima y sus elementos principales son el pescado y los arroces. La afluencia del turismo en los pueblos del Empordà ha creado un sector de restauración que destaca en un paraje natural único. El Restaurante Hotel Picasso, situado en uno entorno de gran belleza, propone una oferta de gran calidad, supervisada por el chef Joan Mitjà, aconteciendo el destino perfecto por todo aquel que quiera disfrutar en familia, pareja o amigos.

Disfrutar del Empordà

Los pueblos del Empordà harán que te sientas como casa y en el Hotel Picasso encontrarás todas las comodidades que harán que tu visita sea inolvidable, desde el confort de nuestras habitaciones y aposentos adaptados con todos los servicios, una piscina para refrescarte durante los meses de verano y un abanico de actividades de ocio como el alquiler de bicicletas para recorrer la Gola del Ter. Nuestro hotel también cuenta con parque infantil pensado en los más pequeños de la casa, por que se lo pasen genial. Sin duda es una oportunidad genial para descubrir un entorno único y descansar, ¡no lo dudes y visítanos!

Realiza las mejores actividades en familia en un entorno inmejorable: la Gola del Ter.

¿Quieres disfrutar de unos días de ocio en un entorno privilegiado? Te proponemos que visites Torroella de Montgrí y, en especial, la Gola del Ter, el lugar ideal para realizar las mejores actividades en familia. Bañaros en playas vírgenes, visitar las Islas Medes o los humedales del Bajo Ter: estas y otras muchas actividades son posibles aquí.

Visita cultural al Castell del Montgrí

Si sois de aquellos que no se pueden resistir a una visita cultural no os podéis perder el Castell del Montgrí declarado bien cultural de interés nacional. Se trata de un castillo medieval que fue construido por Jaime II a finales del siglo XIII. Además, como que está a situado sobre un cerro, tiene unas vistas maravillosas que nadie se puede perder. Desde el castillo se pueden observar tanto las Islas Medes y la Garganta del Ter, si miramos hacia el mar, como lo Canigó mirando hacia los Pirineos. A los pies del cerro se puede ver la propia villa de Torroella de Montgrí.

Un paseo por Torroella de Montgrí

Torroella es una villa a la cual merece la pena hacer parada. Se trata de un pueblo con mucha historia todo y su extensión, cosa que se puede comprobar paseando por sus calles. Merece la pena visitar el Palacio Solterra, un palacio de estilo renacentista que fue construido en el siglo XV y reformado en el siglo XIX. También tenéis que visitar la Iglesia de Santo Genís que empezó a construirse en el siglo XIV y ha sido reformada numerosas veces. De estilo gótico, su altura la hace visible desde toda la llanura del Ter. Si os coge hambre haciendo la visita, justo junto a la iglesia hay el Palacio lo Mirador, un palacio del siglo XIII ahora reconvertido en restaurante.

Contemplar la puesta de sol a La Garganta del Ter

Pero el mejor de la zona es sin duda su entorno natural. Siguiendo el curso del Riu Ter se llega a su desembocadura, conocida como Garganta del Ter. Esta está situada en una playa virgen de arena fina protegida por un sistema de dunas naturales. Merece la pena ir a pasar el día y quedarse hasta la puesta de sol. Apenas delante se pueden ver las Islas Medes, no podéis marchar sin visitarlas!

Submarinismo en las Islas Medas

Las Islas Medes situadas ante el Estartit son una gran reserva de fauna y flora marina. Visitarlas con la familia es una gran idea que gustará tanto a grandes como pequeños. La opción más fácil es ir en un barco que sale desde el puerto del Estartit. Hay que permiten la observación del fondo marino gracias a sus ventanales sumergidos! Si sois más atrevidos, otra opción es descubrirlas buceando. La riqueza de su fondo marino, protegido al formar parte del Parque Natural del Montgrí, las Islas Medes y el Baix Ter es espectacular. Además del espectáculo que nos ofrece la natura se pueden observar naves hundidas de varias épocas que nos revelan que no somos los primeros a visitarlas.

Cicloturismo por la Ruta del Ter

Otra opción que siempre gusta a los pequeños es la de dar una vuelta en bicicleta. Aprovechando que toda esta zona no tiene desniveles al tratarse de un delta formado por sedimentos, se puede seguir el río haciendo el último tramo de la Ruta del Ter. Esta ruta pasa por los humedales del Bajo Ter, un conjunto de lagunas que se alimentan de las aguas de este río y las del Daró y que forman un espacio con una gran biodiversidad.

Por lo tanto, si quieres hacer las mejores actividades en familia en el mejor entorno posible, ¡ya sabes donde tienes que ir! Y, si buscas alojamiento por la zona, ven al Hotel Restaurante Picasso situado junto a la desembocadura y rodeado de naturaleza. Buenas habitaciones, piscina y un restaurante con la mejor gastronomía garantizan una estancia excepcional. ¡Anímate!

Disfruta de una escapada gastronómica en el Puente de la Diada

El mes de septiembre significa nuevos comienzos, volver a la rutina después del verano. Pero también es un buen momento para alargar algo más la temporada estival y aprovechar los puentes que vienen para planear pequeñas escapadas.

El Puente de la Diada es perfecto para descubrir La Gola del Ter, una de las zonas más bellas y solitarias de la Costa Brava, en el Restaurante Hotel Picasso. Por eso, hemos preparado una oferta muy especial: una escapada gastronómica porque disfrutes de unos días de descanso y te deleites con nuestras recetas.

Promoción escapada gastronómica: dos noches en régimen de media pensión

Alójate las noches del 11 y 12 de septiembre en el Restaurante Hotel Picasso con régimen de media pensión por solo 270€ para dos personas. En esta oferta están incluidos las cenas en nuestro restaurante, la insignia del establecimiento, a cargo del prestigioso chef Joan Mitjà.

Nuestra cocina destaca por la delicadeza y el respeto a la tradicionalidad. Los arroces y los platos marineros y de montañas son nuestra especialidad, siempre elaborados con productos frescos, locales y de primera calidad. Somos un referente gastronómico del Empordà con una propuesta culinaria basada en los sabores del Ter, el mar y la tierra.

Además, nuestra ubicación privilegiada en un entorno natural de gran belleza os permitirá realizar todo tipo de actividades deportivas y lúdicas al aire libre, desde senderismo hasta ciclismo, kayak, submarinismo u otras actividades populares de la zona.

¡Reserva tu estancia los días 11 y 12 de septiembre y disfruta de una estancia única!